Características de las opciones binarias

¿Cuales son las características de las opciones binarias? Muchas veces suele compararse las inversiones en el mercado de capitales y en instrumentos derivados con el acto de apostar en un casino, por el alto grado de incertidumbre que involucran. Si hablamos de comparaciones con juegos, las opciones binarias serían el equivalente a lanzar una moneda al aire y apostar a cara o cruz.

Primero recordemos la definición de una opción, que es un contrato financiero que le otorga a su tenedor el derecho, pero no la obligación, de adquirir o vender un determinado activo, conocido como activo subyacente, a un precio y en una fecha pactados de antemano.

Las opciones binarias son un poco diferentes, pues en ellas no se adquiere el derecho a comprar o vender, sino el de recibir una rentabilidad pactada de antemano si el precio del activo subyacente se encuentra por encima o por debajo de lo establecido. Dicho de otra manera, una apuesta.

Características de las opciones binarias

Las opciones binarias se llaman así porque parecieran haber sido pensadas por un ingeniero informático, en el que solo cabe la posibilidad de ganar (número 1 o positivo), o de perder (número 0 o negativo). De ahí que también se conozcan como opciones apuesta u opciones todo o nada.

Otras características de las opciones binarias es que su vencimiento es en plazos muy cortos, a diferencia de otros instrumentos derivados, que usualmente se pactan para el mediano plazo. Es muy común que se hagan opciones de este tipo con plazos de horas o días, siendo la excepción aquellas que se pactan para semanas o meses.

El activo subyacente en una opción binaria puede ser cualquiera de los que son habituales en las opciones tradicionales. Se pueden hacer sobre precios de commodities como petróleo u oro, sobre pares de divisas, sobre acciones específicas o sobre índices accionarios como el S&P 500.

Características de las opciones binarias :Tipos y remuneración de opciones binarias

Las opciones binarias pueden ser de tipo call o put. En las primeras se intenta predecir que el precio del activo subyacente al momento del vencimiento de la opción va a estar por encima del que tenía cuando se pactó, mientras que en las segundas se está apostando por un descenso en la cotización para el momento del cierre con respecto al que presentaba cuando se hizo.

Si se cumplen los pronósticos hechos por el inversionista se dice que la opción terminó In the Money, lo que le da derecho a recuperar su inversión más un porcentaje previamente acordado. Si no se cumplen los pronósticos se dice entonces que cerró Out of Money y el inversionista pierde todo, o casi todo, porque algunos brokers otorgan como compensación un porcentaje de la inversión inicial.

Veamos un ejemplo. Un inversionista cree que el precio del petróleo se va a incrementar en las próximas dos horas, así que contrata una opción binaria tipo call por 100 USD con una rentabilidad del 70%. Si a las dos horas la cotización ha aumentado esta persona recibe 170 USD; si por el contrario la cotización ha disminuido el inversionista lo pierde todo, o recuperará el porcentaje de la inversión que haya pactado con el broker.

Leave a Reply