Conseguir Licencia de Apertura en Madrid

Hasta hace relativamente poco, la burocracia para sacar una licencia de apertura en Madrid resultaba bastante tediosa y exigía una enorme paciencia que podía prolongarse por más de un año, lo que generaba un profundo descontento entre los interesados en abrir un negocio.

Como conseguir Licencia de Apertura en Madrid

Ahora el proceso burocrático para obtener una licencia de apertura en Madrid es más llevadero.

Por fortuna, la situación ha mejorado bastante gracias a la ordenanza del Ayuntamiento de Madrid que da a un paso adelante en reducir los costes económicos, las trabas burocráticas y el tiempo que se tardaba en conceder la licencia de apertura de un local.

Antes se le obligaba al empresario a pasar por las ECLUs con toda la documentación y esperar a que estas entidades dieran luz verde a la licencia, que podía tardar mínimo nueve meses. Ahora, con la nueva ordenanza, los trámites son más ágiles y firmados por la misma ventanilla del Ayuntamiento de Madrid.

Gracias a esa medida, el ayuntamiento confía en la legitimidad de todos los documentos presentados, lo que permite al ciudadano abrir provisionalmente hasta que el proceso se compruebe y concluya, sin pagar las elevadas tasas de los entes privados tan sólo a la espera de que se resuelva el silencio administrativo.

Esto significa que, básicamente, el procedimiento para sacar una licencia de apertura es el mismo, solo que el tiempo de espera se verá extremadamente reducido y no tendrás que postergar la inauguración de tu negocio hasta que te den el visto final. A cambio, debes ser muy responsable con los documentos, sino sufrirás problemas legales.

¿Qué debo hacer para sacar mi licencia de apertura?

Recuerda que si el espacio que planeas para tu negocio es inferior a 300 metros cuadrados, estás exento del trámite. Para superficies mayores, el procedimiento varía dependiendo de la naturaleza del local que piensas abrir y del propósito que tendrá. Aquí te dejamos los pasos generales:

Recuerda tener los papeles en regla.

PASO 1: Reconoce la actividad.

Para las actividades inocuas, que en principio no deben generar ninguna molestia, los requisitos son más sencillos. Es el caso, por ejemplo, de los comercios de productos no perecederos ni peligrosos como una papelería o una boutique de moda, o una pequeña oficina abierta al público como una inmobiliaria o una gestoría.

Para actividades calificadas, Las exigencias serán mayores para las actividades clasificadas molestas, ya sea que emitan ruidos, vibraciones, gases o cualquier cosa que pueda exasperar a la gente de alrededor.

Para ejercer actividades molestas, es necesaria la autorización expresa de la comunidad de propietarios del inmueble. Las restantes actividades clasificadas se realizarán, por lo general, en suelo industrial.

PASO 2: Cumple con los requisitos habituales:

a. Licencia de obras

Obligatorio para: todos los locales que deban ser acondicionados para obtener la licencia de apertura (mayores a 300 metros cuadrados).

Procedimiento: Un técnico municipal examinará el local y expedirá la licencia de obras indicando las remodelaciones necesarias. Si son obras menores, el técnico puede otorgar una licencia de apertura provisional, bajo la condición de que se realicen las mejoras.

b. Medidas de insonorización

Obligatorio para: locales donde se realicen actividades potencialmente contaminantes por ruido y vibraciones, como bares, talleres, espectáculos, centros educativos, etcétera.

Procedimiento: Los dueños de los locales deben presentar un estudio sobre el impacto acústico firmado por un técnico en la materia, donde se detallen las características del foco de contaminación y las medidas de control y prevención adoptadas: sonómetros, limitadores de ruido, doble puerta, aislamientos especiales, etc.

c. Medidas higiénicas

Obligatorio para locales donde se sirva comida y/o bebida, como bares, cafeterías, restaurantes, heladerías, etc.

Procedimiento: las normativas municipales detallan las características de cada rubro (cocina, almacén, zona de barra, zona de público, aseos y vestuarios), indicando su superficie mínima, materiales de construcción, ventilación y tipo de mobiliario.

d. Plan contra incendios

Obligatorio para todos los edificios deben tener señalización de evacuación, alumbrado de emergencia y extintores. Los planes contra incendios son obligatorios para los centros sanitarios, espectáculos públicos, alojamientos turísticos y actividades industriales.

Procedimiento: deben contar con planes de emergencia que incluyan protocolos de evacuación y autoprotección. Además, hay que exponer en lugar visible los planos del local con las rutas de salida, contar con alarmas y disponer de los extintores adecuados.

 PASO 3: Solicita la licencia de apertura junto con la de actividad.

Una vez que te hayas asegurado de cumplir cabalmente con los requisitos según la naturaleza del local y de la actividad a realizarse, anda al Ayuntamiento de Madrid y presenta los documentos solicitados en ventanilla. Ten presente que debes cumplir con todas las de la ley, de lo contrario, tarde o temprano afrontarás el cierre de tu negocio.

Lo normal es que junto con la licencia de apertura y actividad tengas que pedir la licencia de obra del local. Cuando se tenga que realizar una gran reforma, el técnico tendrá que incluir una memoria más detallada de las obras a realizarse.

En el Ayuntamiento de Madrid este proceso es automático y se hace de forma conjunta al solicitar la licencia de apertura.

Ahora la licencia la puedes solicitar en el ayuntamiento local.

PASO 4:Realizar los pagos respectivos.

Al entregar el proyecto y la documentación que te exija tu ayuntamiento, tendrás que pagar las tasas de solicitud de la licencia de apertura y de la licencia de obra. Esto te lo cobran en concepto de revisión del expediente y suele ser el 1% del presupuesto indicado en el proyecto.

A diferencia del pasado donde debías acudir a la ECLU, ahora puedes hacer todo esto en el propio ayuntamiento, lo que te ahorrará dinero, fatiga y sobre todo tiempo.

PASO 5: Esperar.

No te preocupes, lo que antes demoraba hasta más de nueve meses, ahora te exigirá menos paciencia. Como hemos mencionado, gracias a la nueva ordenanza puedes operar tu local mientras el Ayuntamiento de Madrid comprueba que los papeles estén en regla. Si todo lo has hecho bien, confía en que la luz verde llegará de todas maneras.

No olvides que si quieres vender tu inmueble a otros es importante usar una reserva de dominio, más aún, cuando tenemos un bien que ya está habilitado para abrir un negocio, entonces usar la figura legal de la reserva de dominio sirve mucho, puedes saber más aquí.

Leave a Reply