La fórmula matemática del Emprendimiento

Emprender es “acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro, según el diccionario de la Real Academia Española. No obstante, más allá de la definición lingüística, cualquier emprendedor que se encuentre en pleno desarrollo de sus objetivos podrá darse cuenta de la existencia de una complejidad mayor en tal concepto.

Nos planteamos así una interrogante: ¿qué ocurriría si procuráramos explicar el emprendimiento a través de una fórmula? La respuesta, a priori, sería simple: ¡no es posible! Y de serlo, hablaríamos de una ecuación con casi infinitas variables.

Sin embargo, en un ejercicio netamente empírico, en WebEmprendedores.com proponemos una fórmula sencilla que lejos de ostentar reconocimiento científico, sólo pretende recordar lo que a nuestro criterio debe ser la base de cualquier proyecto emprendedor:

Emprendimiento = Motivación x Conocimiento x Creatividad

donde,

Emprendimiento: acción y efecto de emprender tu proyecto.

Motivación: es una CONSTANTE en nuestra fórmula. Todo emprendimiento debe poseer la pasión suficiente para conservar en todo momento la motivación.

Conocimiento: es quizás el factor más complejo. Debes conocer totalmente el producto, el mercado, tu equipo de talento humano, el público, el mercado, la campaña, los alcances, los posibles obstáculos, la variabilidad en el tiempo y todo elemento adicional que influya en el desarrollo de tu proyecto. Asume igualmente el autoconocimiento como un valor fundamental, esto es, conócete a ti mismo y lo que puedes lograr, tus potencialidades y tus limitaciones.

Creatividad: sin este factor, tu fórmula sería plana. Ser creativo hace que veas al mundo en otra dimensión y es un aspecto esencial si quieres marcar la diferencia. La creatividad debe acompañarte desde el instante en que concibes tus ideas hasta la culminación de tus planes. En esta era, si la calidad va de la mano con la innovación, las probabilidades de éxito son mayores.

Leave a Reply