Permisos para abrir una tienda de mascotas

Una tienda de mascotas necesita una licencia emitida por la división de sanidad animal, pues este es el ente que tiene la responsabilidad legal de emitirla, previo a la inspección de la tienda.

Pues, al cumplir con todos los requisitos que corresponden a las instalaciones, la tienda puede recibir la licencia. Los requisitos tienen como finalidad la protección de la salud de los animales, la de los clientes que llegan a la tienda y la de los empleados.

Cómo solicitar la licencia para una tienda de mascotas

Licencia comercial: Para abrir una tienda de mascotas debes solicitar una licencia comercial del estado y de la jurisdicción local.

Sin embargo debes averiguar en la secretaria del estado donde funcionará la tienda, si necesitas solicitar también una licencia especial para tiendas de mascotas.

Cuando solicitas la licencia, pueden pedirte una lista de los tipos de animales que vas a vender y un plan con todos los detalles de la tienda.

Pues, no podrás operar la tienda hasta que al menos hayas obtenido una licencia general de negocios, en el caso de que en tu estado no exista la obligación de una licencia específica.Permisos para abrir una tienda de mascotas

Permiso de zonificación: Debes conocer las ordenanzas locales sobre la reglamentación de zonificación, ya que de este modo sabrás en qué lugar puedes abrir la tienda.

Pues, si piensas vender animales domésticos pequeños como gatos y peces podrás abrir tu negocio en las zonas comerciales comunes, pero si piensas vender animales grandes no podrás abrir tu negocio, salvo que lo ubiques en zonas con suficiente espacio y con un permiso adecuado.

Código de salud: Cada estado cuenta con sus propias reglas para administrar una tienda de este tipo. Un ejemplo son las leyes de California que indican que los operadores de estas tiendas deben permitir que al menos uno de sus empleados permanezca en la tienda una vez al día incluso los días en los que la tienda está cerrada para cuidar de los animales.

Legalidad de los animales: Asegúrate de que los animales son legales y que es legal en el estado donde se establece tu negocio, pues, por ejemplo en algunos estados la marmota es un animal legal para tenerlo como mascota, pero en otros está permitido.

En el caso de los animales exóticos, la mayoría de las jurisdicciones requieren un permiso especial para vender mascotas exóticas e incluso puede ser necesario que solicites una licencia del departamento de agricultura de Estados Unidos.

Seguro: Necesitas un seguro comercial o seguro de negocio para que tengas cobertura en el caso de un empleado o un cliente resulte lesionado por una mordedura de uno de tus animales.

Pues, tal vez cuentas con mucha experiencia e incluso tus empleados también pueden ser experimentados en la manipulación de los animales, pero siempre existe una posibilidad de que alguien resulte lesionado y tú y tu tienda serán los responsables.

Registra el negocio: Para registrar tu tienda deberás elegir un nombre, el cual al ser ficticio lo deberás registrar y obtendrás un DBA, que corresponde  a ese nombre que por supuesto no es el tuyo propio, ya que también pudiste haber elegido tu nombre propio en cuyo caso no tienes necesidad de registrarlo.

Estructura empresarial: Es conveniente que te contactes con un abogado para configurar la estructura empresarial de tu tienda, ya que de esta configuración estará determinado el registro en los distintos niveles del gobierno y conocerás los requisitos específicos para esa estructura.

Documentos legales: Contáctate con el departamento de ingresos para solicitar el número de identificación fiscal para que puedas reportar tus ingresos y realizar el pago de los impuestos.

Licencia de negocio general: La licencia de negocio general es la que regula a los negocios en un estado o ciudad. La licencia comercial ayuda a las autoridades a identificar al propietario del negocio y a localizar los locales comerciales físicos, por ello requieres gestionar una licencia de negocios incluso si ejecutas tu tienda en tu área residencial.

Permiso local: Además de la licencia de negocio general debes obtener los permisos locales, los cuales incluyen el permiso de trabajo para tu tienda y una licencia de señalización si los requiere tu estado. De este modo podrás utilizar carteles con información sobre tu tienda.

Permiso de construcción: Este es el permiso a partir del cual puedes construir un edificio o realizar una extensión de un edificio dentro de algunos locales. Puedes obtener estas licencias contactándote con las autoridades locales como el consejo municipal o del condado de tu área.

Licencia federal: Además de las licencias estatales y locales necesitas obtener una licencia federal para operar tu tienda.

El departamento de agricultura de Estados Unidos  es la agencia federal que supervisa la transacción de los animales en el país.

Como dueño de la tienda que cría animales no regulados y manejas el negocio desde tus propias instalaciones requieres una licencia Clase A.

Si te dedicas a la venta y compra de animales regulados requieres una licencia clase B.

Animales regulados: Los animales reguilados son los exóticos como tigres y serpientes, pues estos animales están protegidos por la ley federal.

Animales no regulados: Los animales no regulados son las mascotas como perros y gatos.

De todos modos ambas licencias las puedes obtener en el departamento de agricultura de tu estado.

Licencia de operaciones: Estas son licencias expedidas por las oficinas regionales de cuidado del animal después de que una inspección determine que las instalaciones cumplen con los estándares de funcionamiento de una tienda de mascotas.

Sus normas incluyen un lugar seguro para los animales, pues la salud d los animales también será inspeccionada antes de que se emita la licencia.

La licencia de operación puede ser revocada si no demuestras el cumplimiento de estas normas.

Proceso de solicitud de licencia para una tienda de mascotas

Al presentar la solicitud para abrir tu tienda de mascota podrás recibir asesoramiento de los inspectores de salud Animal antes de que puedas aplicar y que comiences la construcción de tu tienda.

Llena completamente la solicitud asegurándote de que ingresaste la fecha de apertura. Cuando la oficina correspondiente recibe tu solicitud, notificará al personal adecuado para que realice la inspección en la fecha de apertura que indicaste.

Si el inspector no encuentra ninguna violación, enviará un reporte a la oficina y se emitirá la licencia. Pero si la inspección es insatisfactoria, enviará el informe a la oficina y te otorgara un tiempo apropiado para que corrijas la violación encontrada.

Si después de una nueva inspección, no corregiste las violaciones, la licencia será denegada.

Leave a Reply