Permisos y licencias para abrir un cine

Si quieres abrir un cine es una muy buena idea no solo por su rentabilidad sino también porque se trata de una actividad empresarial muy divertida.

Pero para abrir tu negocio correctamente con éxito y la seguridad de que te manejarás ajustándole a la ley, debes conocer qué permisos y licencias debes solicitar antes de abrirlo.

Qué permisos y licencias necesito para abrir un cine

Para abrir un cine necesitas gestionar ciertas licencias y permisos que son exclusivamente para este tipo de negocio:

Licencia de cine: La licencia de cine debes solicitarla en el gobierno local, pues existe una ley del año 2003 que eliminó la necesidad de que los cines tengan una licencia de cinematógrafo por separado o que las instalaciones tengan una licencia de entretenimiento público.

Pues, según la ley solo necesitas solicitar una licencia a la autoridad local  quien te concederá la licencia para tu cine para las películas que han sido certificadas por el BBFC.

En el caso de las películas no certificadas debes presentarlas por separado a la autoridad local de licencias para conseguir una certificación local.

Sin embargo, no debes confundir esta licencia con la de contenido que te permite proyectar películas., ya que tu cine debe obtener un acuerdo de licencia teatral correspondiente al distribuidor para cada película que pienses proyectar.

Licencia no teatral: Como sociedad cinematográfica o expositor en salas no tradicionales, necesitas obtener una licencia no teatral.

Este tipo de licencia se refiere a las proyecciones públicas de películas fuera de los parámetros del cine tradicional, por ejemplo se incluyen los clubes, bares, escuelas, tiendas, residencias, centros turísticos, hospitales y plataformas petroleras.

Pues toda proyección de una película, requiere una licencia independientemente de si se dirige a un público pago o no.

Concesión de licencias: Debes considerar dos áreas de licencias:

Copyright licensing: es la licencia que te permite proyectar la película que quieres.

Licensing Act 2003: es la licencia para la proyección de la película al público.

Ambos permisos son considerados por separado, por ende si tienes una licencia debes cumplir con los requisitos de la otra.

Riesgos de seguridad: Antes de abrir tu cine al público, debes levar a cabo una evaluación de los riesgos de seguridad contra incendios.

Salud y seguridad: Las instalaciones recibirán una inspección y se te emitirá un certificado como muestra de aprobación. No obstante, ten en cuenta que el departamento de bomberos enviará una inspección sin previo aviso a las instalaciones para garantizar el cumplimiento de la ley.

De hecho las autoridades locales están exigidas a supervisar el cumplimiento d la ley, a trasvés del servicio de salud ambiental, por esta razón es conveniente que si estás realizando un construcción permitas que se involucre la inspección de salud y seguridad desde el principio.

Porque deberás cumplir con requisitos acerca de la electricidad, calefacción, ventilación, techo y compra de seguros que debes mantener actualizados como condición para que obtengas la licencia de cine y edificio operativo.

Licencia PRS: Es la licencia para la reproducción de la música de la banda sonora de las películas. Debes pagar el 1% de la taquilla neta además del IVA. Incluso puedes necesitar la licencia PPL que te permite la música ambiental en los auditorios y vestíbulo.

Licencia de restaurante y bebidas alcohólicas: Necesitas obtener esta licencia para la venta de concesiones como por ejemplo la venta de helados y palomitas de maíz.

Permiso de planificación: El permiso de planificación y una licencia de restaurante  lo necesitarás si piensas vender comida caliente y en el caso de que vendas bebidas alcohólicas deberás presentar una solicitud de licencia ante los jueces de licencias locales.

Pues,  si tu cine cuenta con un espacio para que el público pueda sentarse y consumir alcohol, deberás gestionar la licencia de licor,  pues si el público puede beber alcohol en el auditorio, entonces deberás obtener un permiso por separado.

Consejos para abrir un cine

Si obtuviste una licencia para proyectar una película podrás proyectar la cantidad de veces que quieras dependiendo de esa película y del tipo de licencia, ya que existen licencias para una película en específico y para un solo evento.

Ten en cuenta que la ley federal de derechos de autor, es el ente regulador de las películas proyectadas, por lo tanto aunque compres o rentes una película no tienes derecho a proyectarla al púbico, salvo  que el lugar de la proyección cuente con una licencia para la exhibición pública.

En este sentido, la propiedad de las películas y el derecho a proyectarla públicamente son dos cuestiones consideradas por separado.

Pues,  el titular de los derechos de autor conserva los derechos exclusivos de la proyección púbica.

Este es un requisito legal que se aplica a los clubes privados, negocios, departamentos de recreación, parques, campamentos  etc. independientemente de cómo se obtengan las películas.

Recursos de derechos de autor: La MPAA, asociación cinematográfica de América es la organización encargada contra la piratería dedicada a ayudar a los gobiernos locales a aplicar la ley para detener la piratería de cine y video incluyendo las proyecciones públicas no autorizadas.

Ten en cuenta que cualquier exposición de una película fuera de la privacidad del hogar es considerada como una exposición pública.

Si tu idea es abrirlo en una escuela, debes saber que si las pides prestadas a una biblioteca púbica no puedes utilizarlas como entretenimiento si no tienes una licencia.

Pues si tomas prestadas películas de una biblioteca pública para el entretenimiento de los estudiantes de una escuela sin licencia, estás violando la ley de derechos de autor y también estarás involucrando a la biblioteca pública por incumplimiento.

Los proveedores exclusivos de la licencia pública es Movie Licensing USA.

Por lo tanto para proyectar una película fuera de tu casa siempre necesitarás una licencia, ya que la ley federal de derechos de autor regula los materiales protegidos.

De hecho, tanto las películas rentadas, prestadas o rentadas en DVD o videocassette conllevan el derecho de autor para la exhibición pública de la película fuera de las casa, salvo que el lugar donde se utilice esté autorizado para la exposición conforme a los derechos de autor.

Leave a Reply