Plan de Negocio – Cómo poner en marcha tu negocio

Te propongo una serie de acciones a tener en cuenta para llevar a cabo este proyecto. De esta forma nadie se quedará atascado a las primeras de cambio, como a mi me pasaba al principio. Y es que se dispone de tanta información que no se sabe para donde tirar o cómo hacer encajar toda la información, o incluso, cómo manejarla.

Dividimos el proyecto en cinco sub-proyectos, que son:

1) Análisis y elección de la idea de negocio.
2) Elegir el nombre del negocio y seleccionar el nombre del dominio de forma concordante.
3) Planificar tu contenido de la web.
4) Planificar tu producto de venta digital.
5) Poner en marcha tu web.

Es mejor no usar la tecnología hasta que no sea necesario para no mezclar conceptos. Se va introduciendo su uso poco a poco, de forma que no nos damos cuenta de lo que estamos aprendiendo.

Los pasos de compra de los recursos se hace siempre en el último momento posible para tener siempre más opciones de cambiar nuestras decisiones si estás cambian por el mayor conocimiento que tenemos del tema conforme nos vamos adentrando en él.Plan-de-negocio

Define tu idea

Como comentamos en otro artículo, es fundamental que te tomes el tiempo necesario hasta perfilar tu idea. Hay que tomar una decisión basada en datos reales, basados en un estudio de mercado y estar seguro de que es eso lo que quieres hacer. La vuelta atrás significará la pérdida de recursos y tiempo. Así que tómate tu tiempo para meditarlo y luego pon todas tus ganas en ello.

Elige un nombre de dominio

Aunque hay muchos dominio ya registrados, aún es posible encontrar buenos nombres. Sobretodo hay que ser original y debe ser acorde a nuestra idea de negocio.

Solo vamos a sondear los nombres propuestos, de momento es mejor no comprarlo porque la compra será conjunta con el servicio del servidor.

Hay algunas conceptos ha tener en cuenta cuando seleccionamos el nombre del dominio. Que sea fácil de recordar, evoque al negocio en que nos vamos a centrar y sea fácil de pronunciar y entender por los demás. Que no haya que deletrearlo para que alguien pueda ir al sitio web.

Si puede ser, debería ajustarse al nombre de tu empresa, pero eso es más complicado en algunos casos.

El nombre del dominio no debería de contener:

Guiones – Los nombres de dominio que contienen guiones no parecen muy profesionales y son difíciles de interpretar cuando se dicen hablando. Es mejor evitarlos.

Números – Algunos dominios tienen números, esto otorga cierta ventaja a la hora de ser indexados en los directorios, pero por lo mismo de antes, es difícil de hacer entender de hablando. La gente suele preguntar: ““¿Tres? ¿Con letras o con número?”

Tipo de dominio: Los dominios .com son los considerados los más favorecidos por los buscadores. Y la gente suele pensar que por defecto ese es el tipo de dominio de una web. Y la más importante, se trata de que los buscadores otorgan un mayor peso a este tipo de dominios a la hora de posicionarlos.

Más de 25 caracteres (antes del tipo de dominio) – Los nombres de 25 carácteres no son aconsejables, sobretodo a la hora de querer anunciarlos por pago por clic en los motores de búsqueda.

El nombre del dominio debe de contener:

Tu palabra clave principal. Ello te dará mayor visibilidad de cara a los motores de búsqueda. Estaría bien que leyendo tu nombre de dominio cualquiera fuera capaz de saber qué va a encontrar en tu web.

Incluir otra palabra. La inclusión de otras palabras debe hacerse para acabar de definir de qué trata la web. Palabras como “consejos”, “ayuda” permiten determinar mejor a qué se dedica la web. Aunque no es conveniente utilizar un nombre de dominio largo.

Cuando tu sitio web empiece a tener un ránquing más alto y entre en competición con otros sitios en los buscadores, el nombre de tu dominio debe de marcar la diferencia. Cuanto más profesional y conciso sobre lo que aporta la web, mejor.

En  Hostgator encontrarás la posibilidad de poner el nombre de un dominio para comprobar si está libre o no. Y también te sugiere alternativas  parecidas a la tuya por si te encuentras un poco estancado con el nombre del dominio.

Usar Palabras clave es también una buena idea para obtener sugerencias. Te da las palabras clave que la gente utiliza  para encontrar información sobre tu mismo tema.

No olvides dar un poco de generalidad al nombre para que te permita cierta flexibilidad en tu contenido.

Planifica el contenido de tu sitio web

Vale la pena dedicar un tiempo a la estructura que va a tener tu sitio. Los temas que vas a tratar y cómo va a estar distribuido. Eso te servirá para tener una web mucho más clara y amigable para el internauta que visite tu página.

En mejores situaciones en pantalla tienes las zonas más interesantes de la pantalla para saber, dónde debes de poner la información en tu web, dependiendo de lo que te interesa que hagan primero.

Planifica tu producto digital

También es momento de planificar qué producto vas a vender, porque de ellos depende el contenido de tu web.

Usa los artículos escritos para vender tu propio producto. Les puedes enseñar de qué trata tu producto y darles información. De esa forma estarán convencidos de que tu producto vale la pena antes de comprarlo. Se trata de generar confianza, de demostrar que eres un entendido en lo que haces y que si necesitan de tu producto está disponible para comprarlo.

Ya comentamos que lo óptimo es aprovechar las ventajas de internet y enfocarse en productos informativos como “ebooks”, software, música y videos.

Tu trabajo es saber adaptar tu idea de negocio junto con la forma de llevarla a cabo en el mundo digital.

Poniendo en marcha tu sitio web

Aunque hasta ahora no habías tenido que gastarte dinero. Ahora habrá que empezar a gastar algo.

El mejor criterio para hospedar nuestra web debe ser el que nos ofrezca mayores servicios integrados porque de esta forma, se minimizará los requisitos técnicos que tendrás que saber para relacionar diferentes servicios que si los contrataras por separado.

Leave a Reply