Cómo calcular el capital de trabajo de una empresa o negocio

El capital de trabajo, es un aspecto fundamental a considerar por un negocio o empresa para que pueda realizar una gestión financiera y económica correcta con visión a corto plazo, pero qué es concretamente, cómo se administra y cuál es el capital neto lo conocerás a continuación:

Cuál es fórmula de capital de trabajo

En toda empresa, a nivel financiero y económico existe un pasivo circulante y un activo circulante. La diferencia entre ambos es el capital de trabajo, pues este es el criterio aplicado por los especialistas.

Entonces la fórmula es la siguiente:

CT (capital de trabajo) = AC (Activo circulante) – PC (Pasivo circulante)

Que es el capital de trabajo

Por lo tanto el capital de trabajo, son los fondos que le permiten a la empresa continuar invirtiendo y adquirir liquidez para poder mantenerse en el negocio.

Es la capacidad de la empresa para seguir desarrollando sus actividades con una visión a corto plazo, pues una vez puesta en marcha al empresa, necesita continuar su camino con recursos, materias primas e insumos además de la mano de obra, hacer frente a los gastos de operación, comprar activos fijos, etc.

Entonces se trata de un capital que siempre debe estar disponible para que la empresa pueda hacerle frente a sus necesidades a corto plazo y a tiempo.

Ejemplo de capital de trabajo

Una empresa establece su capital de trabajo  a partir de una fórmula que es llevada a la práctica…

Suponiendo que la empresa como Activos cuenta con un total en efectivo de 10000 y en Bancos tiene un total de 30000. Su Activo circulante es de 40000.

Si como Pasivos cuenta con un total de Deudas a corto plazo de 15000 y en su cuenta de Proveedores tiene un total de 6000, el total del Pasivo a corto plazo es de 21000.

Por lo tanto la empresa raizará este cálculo a partir de la fórmula:

El Activo a corto plazo es: 40000 – Pasivo a corto plazo: 21000, la diferencia es: 19000.

Significa que el capital de la empresa para la reinversión, etc. es de 19000. Si este capital no es suficiente para hacer frente a sus necesidades, necesitará buscar financiación, ya sea interna o externa analizando la tasa de interés y buscando opciones para una cancelación rápida.

La empresa debe evaluar si puede cubrir los pasivos circulantes con los activos circulantes y si después de ello cuenta con efectivo para insumos etc.

Se produce un déficit en el capital de trabajo cuando los pasivos circulantes son superiores a los activos circulantes, por lo cual da lugar a entender la insolvencia de la empresa porque no puede hacer frente a las deudas.

Ante esta situación, podría solicitar financiación con un préstamo a largo plazo o proponerse la venta de activos a largo plazo, evitando disolver la organización o continuar operando a partir de la reestructuración de la deuda para poder saldarla.

Administración del capital de trabajo

La Administración del capital de trabajo es lo que permite que la empresa pueda hacerle frente a sus deudas y a tiempo para evitar pagar un mayor costo y además teniendo en cuenta los ejemplos de capital de trabajo, permite que la empresa sea solvente y pueda funcionar correctamente, cumpliendo todas sus necesidades, manteniendo su actividad productiva, sin temor a los períodos de escasez, porque estará preparada debido a la buena administración de su capital de trabajo.

En definitiva es lo que permite el equilibro económico y financiero de la empresa teniendo en cuenta sus deudas en pos de que su desarrollo pueda ser llevado a largo plazo, pues la empresa tendrá menos riesgo de falta de liquidez cuando cuenta con una cantidad importante de activos circulantes.

Todo ello se lleva a cabo administrando el efectivo, las cuentas por cobrar y los inventarios.

Administrando correctamente el efectivo, permite que la empresa obtenga recursos para llevar a cabo su actividad comercial, para lo cual es necesario realizar una auditoría interna que se encargará de la evaluación y calificación de los procedimientos llevados a cabo por las políticas empresariales y luego realizará las recomendaciones que considere necesarias.

Capital neto de trabajo

El capital neto de trabajo, son todos los recursos de la empresa que le permiten seguir operando después de haberle hecho frente a los pasivos a corto plazo, pues son recursos que la empresa debe tener disponible cuando lo necesite, por ello son a corto plazo porque deben estar a disposición de inmediato al ser requeridos.

Para calcular el capital neto de trabajo se realiza esta fórmula:

CNT (Capital neto de trabajo)= PC (Pasivo circulante) – (Activo circulante)

A partir de este cálculo se puede hacer una comparación del total de los activos circulantes en una fecha específica con el total de pasivos circulantes, dando como resultado los recursos con los que cuenta la empresa para ponerlo a disposición de sus operaciones financieras  sin necesidad de acceder a otros fondos.

Es un cálculo de importancia para el administrador de empresas porque les permite conocer la necesidad de pasivos a largo plazo para la financiación de operaciones corrientes.

Si cuando el administrador de empresas analiza el capital neto de trabajo advierte que la diferencia encontrada entre el activo circulante y pasivos circulantes es alta, significa que la empresa cuenta con una mayor liquidez.

No obstante no debería ser tan alta porque puede significar que cuenta con recursos innecesarios, ni tampoco debe ser muy baja porque interferiría en la actividad empresarial.

En definitiva más allá de que varía de una empresa a otra de acuerdo a diversos factores, en general debe respetar características básicas como tener un resultado positivo y mostrar un incremento año a año.

Finalmente se entiende como capital neto de trabajo,  a los recursos financieros con los que cuenta una empresa para cubrir sus necesidades dentro de un período económico específico, tras lo cual puede lograr mantenerse estable, con liquidez o solvencia, por esta razón el activo circulante debe superar al pasivo circulante, ya que si es igual no existiría capital de trabajo y por cierto la situación empresarial no sería la mejor porque no tendría estabilidad y su solvencia sería muy poca.

Leave a Reply