La cobertura de seguro completo y la de daños a terceros. ¿Cuál es mejor?

Los dos tipos de aseguramiento que hemos mencionado en el título de este artículo son considerados los dos extremos opuestos dentro de las opciones varias que ofrecen las empresas de seguro. Generalmente son también sus opciones principales. Asimismo, existen diferentes niveles dentro de estas. Si conocemos estos detalles, podremos tener una idea bastante completa de cómo funciona el sistema de seguros para autos en su totalidad.

La cobertura de seguro completo y daños a terceros (comparativa)

El seguro contra daños a terceros

El seguro de carros es regulado a niveles de estado. Cada uno de los estados de USA tiene sus propias reglas en relación con el mínimo de coberturas que exigen a sus conductores.

¿Qué es la cobertura de seguro contra daños a terceros? Es la que cubre los daños causados a otras personas o a sus propiedades, siempre fuera de tu carro, a consecuencias de un accidente. La cobertura de seguro contra daños a terceros es obligatoria en todos los estados, lo que varía es la cantidad mínima a pagar por ella.

Esas cuotas mínimas se expresan en tres partes, o sea, tres números. A continuación las explicamos con detalles, ten en cuenta que comprender estas cuestiones es fundamental para cualquier conductor en USA. Por ejemplo, en Colorado, los mínimos legales son 25/50/15:

  • El primer número se refiere a la cantidad máxima que tu compañía de seguro pagará por daños a cada persona afectada por el accidente.
  • El segundo número es la cantidad máxima que la aseguradora costeará por el total de los daños causados en el accidente.
  • El tercer número es la cantidad máxima que pagará solo por los daños materiales en cada accidente.

En resumen, en Colorado se paga $25,000 por daños físicos a cada víctima, no más de $50,000 por todos los daños causados en un accidente, y $15,000 por las pérdidas materiales de igual manera.

Recuerda que estas son las cantidades mínimas. Es recomendable que se adquieran las coberturas por encima de estos valores. Para entendernos, sigamos con el ejemplo de Colorado, si estás involucrado en un accidente que causó $100,000 en daños físicos al otro conductor, tu aseguradora solo cubrirá los primeros $25,000. Por los otros $75,000 el perjudicado puede demandarte, pues eres el responsable de pagarlos. Esto puede o no aplicarse en los 12 estados con regulaciones “No fault” (sin culpa). (REMITIR AL ARTÍCULO DE LOS ESTADOS NO FAULT)

La cobertura de seguro completo

Lo que se llama seguro completo son realmente dos formas de cobertura que se ubican por encima de la de daños contra terceros, explicada anteriormente: las coberturas contra todo riesgo y las coberturas contra choques.

Un conductor puede elegir comprar un seguro contra todo riesgo sin que necesariamente deba incluirse en él la cobertura contra choques, pero no puede comprar esta última, si no adquiere la primera. Una póliza de seguros con cobertura contra todo riesgo y contra daños a terceros estaría en un lugar intermedio entre el mínimo legal y la cobertura completa.

La cobertura contra todo riesgo

La cobertura contra todo riesgo se le conoce también como cobertura “aparte de choques” (en inglés OTC, “other than collision”). Ella cubre los daños a tu carro, que no se derivan precisamente de un accidente automovilístico. Hablamos por ejemplo, de robos, incendios, los percances ocasionados por el clima, o sea, tornados, huracanes, terremotos, inundaciones, entre otros. Debe decirse que las compañías aseguradoras incluyen en esta cobertura a los accidentes contra animales, en vez de admitirlos dentro del seguro contra choques. Ello se debe a que el seguro contra todo riesgo está pensado para abarcar hechos y/o fenómenos que no dependen de la responsabilidad del conductor.

La cobertura contra choques

La cobertura contra choques es una opción que puede agregarse a la opción de seguro contra todo riesgo que comentábamos antes. Aunque hay que resaltar que se convierte en obligatoria en el caso que todavía debas dinero del pago de tu carro. Las compañías de financiamiento exigen seguro de auto completo a sus clientes.

Muchas personas piensan que asegurar su carro o demás bienes es un gasto innecesario. Pero lo cierto es que tiene que entenderse como una inversión, como un producto financiero. Debes asegurarte que no estés pagando de más por las coberturas de seguros que tengas, así sean cobertura se seguro completo, contra daños a terceros o cualquier otra modalidad. La mejor forma de conseguir buenos precios es comparando las ofertas de diversas empresas aseguradoras en internet. De esa manera, muchos clientes ahorrarán dinero, y a la vez podrán optar por un número mayor de coberturas, lo que en definitiva se traduce en beneficios.

Tags:
, ,

Leave a Reply