El contenido es y seguirá siendo el rey en la web 2.0

Internet hoy es la principal fuente de información.  Millones de personas en el mundo utilizan internet para buscar sobre cualquier tema o contenido, para informarse sobre la actualidad, para conocer más de los productos que les interesan o que desean comprar, para conocer lugares donde desean viajar, para leer o para localizar recomendaciones sobre qué pueden leer, para interesarse o leer sobre las personas a las que admiran, o simplemente para algo tan maravilloso como es aprender.

En este nuevo Internet Social, el 2.0, interactuamos, opinamos, recomendamos, compartimos o generamos nosotros mismos información o contenidos. Por todo esto se dice que, en la red, el contenido es el rey.

contenidoeselrey

Esta frase tan manida en el mundo del marketing digital es una verdad que se repite desde hace años en todos los foros de marketing y en boca de muchos gurús. Así que, si tan sólo se tratase de tener un blog de lo que nos gusta o lo que queremos compartir con nuestros lectores y amigos, el tener contenido por tener contenido estaría muy bien. En el caso de este blog que estoy creando ahora, por ejemplo, podría traer aquí algunos de los trabajos que tengo ya súper elaborados y así supuestamente este blog tendría un buen contenido y además de calidad ¿verdad? Y si el contenido es el rey, yo sería la reina.

Pero esto no funciona así. Tú, como emprendedor dueño de un blog, quieres vender. Has creado tu blog para hacer negocios en base al producto o servicio que ofreces.  Sabes que no puedes pegar la descripción del catálogo de tus productos en un post tras otro porque para la gente eso carece de interés y con ello no transmites ningún valor añadido.

Y si eres un emprendedor que quiere ofrecer un servicio de asesoría profesional, hablar en tu blog de temas relativos a tus conocimientos teóricos puede ser una excelente herramienta para tu marca personal y tu reputación. Pero si lo que quieres es que de verdad contraten tus servicios, te convendrá conectara través de tu blog con una audiencia que se reconozca en lo que cuentas, que te sienta cercana y realmente preocupada por sus necesidades. Además de empatizar, también te convendrá escucharles y ofrecer aquello que más te demandan con ese plus diferenciador y personal que te destaque entre las demás profesionales.

Por ejemplo, en este post (a no ser que seas un experto en el tema) no sabrás a lo que me refiero si comienzo a hablar con términos sobre marketing que estén vacíos de significado para ti. ¿Consecuencia? Que este blog te serviría de poco, ya que eres un emprendedor ¡un blogger!  que necesita una información clara, concreta y especialmente enfocada para ti. Y si lo que escribo aquí no te sirve, no me visitarás más, ni te suscribirás, y por lo tanto difícilmente llegaré a ti para ofrecerte mis consejos.

Ya comprendes por donde voy ¿a que sí? Traslada esto a tu negocio. Tú eres la que escribes el contenido y la persona que te lee, ese posible cliente, no te entiende, por lo tanto no le sirve, ni le interesa, ni te sigue ¿para qué?… si no conectas con él, si no le engancha ¡no va a haber ninguna interacción!

Así que voy a ser fresca y directa, además de veraz y objetiva, para que se produzca el “engangement”, esa atracción tan necesaria y que DE VERDAD desees continuar leyendo las entradas de este blog. Pues eso, justo eso, es lo que debes pretender en tu blog: que tus lectoras deseen seguir leyéndote, que se cree una conversación, con un comentario, con una suscripción, o un me gusta en tu página de Facebook… La conversación continuará y te retroalimentará de forma que conocerás cuales son sus necesidades y demandas para crear más contenidos o productos para tu público. Y eso, sin duda, es lo que te ayudará a llegar a ellos y a vender.

El contenido efectivamente es el rey, pero ha de ser contenido de valor, relevante, actualizado y de calidad, y sobre todo, expresamente dirigido a tu audiencia. Y para eso también tienes que conocerla e interactuar con ella. Ya hablaremos en otro post de los lugares preferidos de conversación en internet: los blogs y las redes sociales.

Por cierto, ¿ya tienes tus contenidos bien enfocados a tu audiencia?… ¿Lo hablamos?

Puedes comentar esta entrada y si te gusta ¡comparte!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.