La licencia de apertura que brinda la municipalidad es obligatoria para poder tener un local o una oficina de cualquier tipo de operaciones comerciales. Esta licencia es simplemente un documento que acreditará que usted cumple con todas las condiciones y habilitaciones para mantener ese lugar. Este documento se le entrega solo al dueño del lugar para ejercer una actividad por vez, si ésta cambiara deberían cambiar la licencia de apertura, o cuando haya modificaciones importantes (como un cambio de firma).

Deberías consultar en el ayuntamiento antes para poder, teniendo en cuenta los requisitos, utilizarlos como filtro.

Para quienes se preguntan si es ilegal no tener la licencia de apertura, les responderemos que sí.

Es necesaria para que podamos tener una tienda, oficina o lo que sea que queramos abrir. Hay, sin embargo, actividades que se encuentran exentas de licencias de apertura, como lo son las profesionales, artesanales o artísticas que se llevan a cabo en el propio domicilio y que no tienen atención o ventas al público directamente allí. Serán exentas siempre y cuando no representen molestias para sus vecinos.

Verificar la licencia de apertura de un local te ahorrará dinero

Para evitar aquellos costos que no teníamos en mente, primero deberás asegurarte de que ese lugar cumple con las exigencias que corresponden a la licencia :/ Deberías hacerlo antes de alquilar o comprar, para no desperdiciar dinero o tener que invertir más de lo esperado. Podrías asegurarte incluso si fue que previamente se llevaba a cabo ya una actividad similar, porque las normas van mutando y podrías cometer una equivocación. Es necesario hacer una repetición: infórmate primero con el ayuntamiento.

Los costos que conlleva la licencia de apertura tienen dos componentes: por un lado, las tasas del ayuntamiento y por otro, el informe o proyecto técnico.

Las tasas del ayuntamiento son calculadas en base a cada local y al tamaño del lugar, la importancia del lugar en cuanto a su ubicación y el tipo de actividad que se practicará. En el caso de las actividades calificadas, las tasas son mayores. Cabe recordar que de un ayuntamiento a otro hay una variación en los costos.

El informe o proyecto técnico dependerá de la complejidad del mismo y del precio que tenga el profesional o la organización que lo confeccione. Varía de 600 a mil euros, aproximadamente, para las actividades inocuas y más o menos el doble para las actividades calificadas. Hay que saber que los proyectos que necesiten obras o permisos especiales el costo será mayor, pudiendo llegar inclusive a los 10 mil euros :O

Tipos de licencias de apertura existentes

Hay dos tipos de licencias existentes de acuerdo a las molestias o daños que podrían representar para las personas próximas a la oficina: las inocuas y las calificadas.

Las primeras son las que no generan molestias significativas, no tienen impacto en el medio ambiente, daños a los bienes públicos o algún riesgo para las personas. Una actividad inocua puede ser, por ejemplo, la venta de indumentaria. Por otro lado, las licencias para actividades calificadas son otorgadas a lugares que se consideran molestos, nocivos o peligrosos o que requieren adoptar determinadas medidas de salubridad o seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí