Especificidades del seguro de autos en los Estados Unidos

El seguro de autos en USA, igual que en todos los países, está diseñado para cubrir el riesgo financiero de los daños causados a otras personas, y las pérdidas por daños físicos o materiales afrontadas por los propietarios si sufren accidentes.

Algunos estados exigen tener un nivel mínimo de seguros contra daños a terceros. Aunque Virginia, por ejemplo, no requiere de esto, sino que el impuesto del carro sin asegurar se le puede pagar al estado, también New Hampshire y Mississippi ofrecen la opción de depositar las fianzas en efectivo.

La cláusula de privilegios e inmunidad del artículo IV de la Constitución de USA, protege los derechos de los ciudadanos de cada estado cuando viajan hacia otros. Los conductores normalmente pagan a las aseguradoras una cuota de dinero mensual, llamada prima de seguro (insurance premium). Ella se determina por varios factores que incluyen, el tipo de carro, la edad y sexo del conductor asegurado, su registro de conducción, el lugar donde se maneja y se guarda el vehículo.

Muchas aseguradoras ofrecen descuentos en esas primas según los factores mencionados. Así mismo, estas empresas les dan a los conductores una tarjeta de seguros para determinadas coberturas, que debe mantenerse siempre dentro del auto ante cualquier caso de accidente, como prueba de que está asegurado.

Generalidades sobre las diferentes coberturas de los seguros de autos

Los conductores pueden estar protegidos por diferentes niveles de cobertura, en dependencia de cuál póliza compren. En EE.UU, la cobertura contra daños a terceros cubre demandas contra los poseedores de pólizas, y de cualquier conductor de un vehículo no asegurado, siempre que no vivan en la misma dirección del titular de la póliza y no estén específicamente excluidos de ella. Los conductores que convivan en una misma dirección deben estar cubiertos en una misma póliza. Por eso es necesario que cuando un adulto joven alcance la edad de manejar, se añada a la póliza del propietario del auto.

Debe aclararse que el seguro contra daños a terceros en ocasiones no protege al conductor si maneja un auto que no sea suyo; aunque el propietario del mismo esté asegurado, su póliza no cubrirá al conductor ocasional.

Las pólizas para no propietarios (Non-owners policy) es otra opción que ofrecen las empresas aseguradoras. Ellas protegen a los conductores que manejen cualquier vehículo, inclusive si no son de su propiedad. Esta cobertura solo está disponible para los que no son propietarios de autos. Con frecuencia, es exigida también por el gobierno a los conductores anteriormente hayan sido culpables de accidentes. Las pólizas para no propietarios es también conocida como póliza de operadores designados (Named Operator Policy).

Las pólizas de seguros son útiles en general, para aquellos conductores cuyas licencias hayan sido suspendidas y tengan que estar asegurados para poder recuperarlas.

Cobertura contra daños a terceros

La cobertura contra daños a terceros se oferta para cubrir los daños físicos (BI o Bodily injury) y daños materiales (PD o Property damage) causados por los conductores responsables de los accidentes. El costo de la cobertura (que es una cantidad de dinero determinada) puede variar según el estado de donde se expida. Cualquiera sea el monto mínimo exigido, el asegurado podrá optar por más, siempre antes de los accidentes, para estar mejor protegido cuando ocurra.

La demanda por daños materiales podría darse, por ejemplo, cuando un chofer asegurado choca y destruye una cabina telefónica. La cobertura contra daños a terceros pagará por los deterioros causados. Aquí el conductor puede ser encontrado responsable de otros gastos, por ejemplo, el de la demanda por el corte del servicio telefónico (de parte de la compañía de teléfonos), siempre en dependencia del estado donde haya ocurrido el accidente.

La demanda por daños físicos podría suceder, por ejemplo, cuando el conductor cause lesiones o heridas a otras personas, y sea encontrado culpable de esos daños por las autoridades. En algunos estados el perjudicado deberá exigir la cobertura primero a su propia aseguradora (en caso de tenerla), y/o tendrá que presentar un dictamen legal de incapacidad severa, para poder reclamar a la aseguradora del chofer culpable. Si esto ocurriera, la cobertura contra daños a terceros también cubrirá los gastos del juicio y los daños físicos por los que haya sido considerado responsable el conductor causante.

Igualmente si el estado exige la posesión obligatoria de la cobertura contra daños a terceros, se le pedirá a los dos conductores implicados que presentar copias de sus tarjetas de seguros como prueba de que poseen esta cobertura.

Especificidades del seguro de autos en Estados Unidos – Parte II

Cobertura para carros rentados

La cobertura contra daños a terceros está disponible en determinados estados como póliza sencilla combinada (Combined single limit), o como póliza dividida (Split limit policy):

  • La póliza sencilla combinada incluye, en una sola, la cobertura para daños físicos y la cobertura contra daños materiales. Ejemplo, un conductor asegurado bajo esta póliza choca y causa lesiones al conductor y pasajeros de otro carro. La aseguradora pagará por los daños materiales al vehículo de los perjudicados, y por las demandas sobre los daños físicos causados a ellos.
  • La póliza dividida, como dice su nombre, divide las coberturas de daños físicos y la de daños materiales. Según el ejemplo anterior, los pagos de los daños del carro del chofer perjudicado se harán bajo la póliza de daños materiales, y los de las lesiones y heridas, bajo la de daños físicos.
  • Debe aclararse que la cobertura contra daños físicos normalmente se divide en: pago máximo por persona y pago máximo por accidente. Los límites de esta se enumeran separados por el signo slash (/) de la siguiente manera:

Daños físicos por persona/Daños físicos totales por accidente/ Daños materiales por accidente

Así, el estado de California, por ejemplo, requiere como mínimo:

  • $15,000 por daños físicos/ muerte de una persona
  • $30,000 por daños/ muerte de más de una persona
  • $5,000 por daños materiales

La relación se expresaría: “$15,000/$30,000/$5,000″

En Oklahoma, se exige como mínimos de daños contra terceros $25,000/$50,000/$25,000. Si un conductor asegurado choca otro carro lleno de pasajeros asegurados, y la compañía aseguradora encuentra que todos los documentos están en orden, pagará $25,000 por los gastos médicos de una persona, pero no excederá los $50,000 en pagos, por los otros pasajeros lesionados. Así mismo, no pagará más de $25,000 por daños materiales para la reparación del carro dañado.

En Indiana, la cobertura contra daños a terceros es 25,000/$50,000/$10,000, o sea, se paga menos por los daños materiales mínimos.

Cobertura para carros rentados

La cobertura contra daños a terceros abarca también generalmente a los carros rentados, cuando se compra a una aseguradora privada. La cobertura completa también se aplica, por lo general, sobre vehículos rentados, aunque estos deben verificarse de antemano.

Las cuotas de las cobertura completa se basan, entre otros factores, en el valor del vehículo asegurado. Por eso, esta no puede aplicarse en toda su extensión a los carros rentados, porque la aseguradora no se hará cargo de una demanda mayor que el valor del auto asegurado, en caso que el carro rentado valga más que el asegurado.

La mayoría de las compañías que rentan autos ofrecen seguro para cubrir los daños causados a sus vehículos. Estas pólizas pudieran no ser necesarias para algunos clientes, pues hay compañías de tarjetas de crédito (como Visa y MasterCard), que proveen cobertura suplementaria contra choques a carros rentados, siempre que la transacción de la renta se haga con sus tarjetas. Aquí los beneficios dependerán de los tipos de vehículos asegurados.

Cobertura completa

Es el término empleado para referir la combinación de la cobertura contra todo riesgo y la cobertura contra choque (también incluye generalmente la cobertura contra daños a terceros). Aunque debemos aclarar que el nombre de cobertura completa es poco apropiado realmente, pues aún si se compra esta, existen además muchos otros tipos y cantidades opcionales de coberturas.

En los Estados Unidos, es un error muy común creer que se necesita tener cobertura completa para los carros financiados a través de bancos o cualquier institución de créditos. Mientras algunos estados requieren la compra de cobertura adicional, otros como Pennsylvania, en vez de la completa, solo piden la cobertura contra todo riesgo y contra choques, además de la de daños a terceros.

Los autos comprados con dinero efectivo o ya pagados por sus dueños, se les exige habitualmente solo la cobertura contra daños a terceros. Los carros financiados a través de las concesionarias “compre aquí – pague aquí” (buy-here-pay-here), en las que los clientes (con poco crédito generalmente) pagan directamente sin la ayuda de un banco, también requieren solo cobertura contra daños a terceros.

Cobertura contra choques

La cobertura contra choques ofrece protección a los conductores que han estado envueltos en accidentes automovilísticos donde haya ocurrido una colisión entre dos o más vehículos. Ella está diseñada para pagar la reparación del auto dañado, o el valor completo del carro si no puede ser reparado.

Esta cobertura es opcional, aunque si tienes planes de comprar o rentar un auto, los arrendatarios o vendedores insistirán en que lleves este tipo de cobertura hasta que el auto sea devuelto o pagado por completo. El término que emplean las compañías de renta de carros para referirse a la cobertura contra choques es “Exenta de daños por choques” (Collision Damage Waiver o CDW) y “Exenta de daños por pérdida” (Loss Damage Waiver o LDW).

Especificidades del seguro de autos en Estados Unidos – Parte III

Cobertura contra conductores sin segurosTambién conocida como cobertura “aparte de choques” (OTC, other than collision, en inglés), provee protección, sujeta a deducibles, a carros dañados en incidentes que no son precisamente choques. Por ejemplo, incendios, robos (o intentos de robos), vandalismo o impactos contra animales.

A los fenómenos meteorológicos, tales como tornados, huracanes, inundaciones, tormentas, cubiertos por esta también, las aseguradoras los denominan “Actos de Dios” (Acts of God) , pues están más allá de la voluntad y el control del hombre.

Cobertura contra conductores sin seguros y con menos de los seguros necesarios

Estas dos coberturas también son conocidas por sus siglas en inglés, UM/UIM respectivamente. Ofrecen protección si el conductor culpable del accidente no posee ningún seguro, o si lo tiene, no es suficiente para cubrir los daños ocasionados. La aseguradora pagará los gastos médicos del conductor asegurado y de los pasajeros que vayan con él.

Generalmente los conductores no saben apreciar el valor de estas pólizas, cuando en realidad son fundamentales. Por ejemplo, en el año 2007 en Colorado, el 24% de los conductores no poseían el mínimo de cobertura contra daños a terceros exigido por la ley. Desafortunadamente, esos números tienden a subir en estos momentos de crisis económica. En otros estados, se estima que 1 de cada 3 conductores no poseen seguro de autos.

Según estos datos, los conductores asegurados necesitan cada vez más tener estas pólizas para poder cubrir los gastos médicos posibles en caso de accidente, de lo contrario, no disfrutarían de protección legal para el pago de esos servicios, pues los conductores culpables no tendrían compañía aseguradora que los respalden, como se dijo en los ejemplos.

Los límites de estas pólizas son normalmente los mismos que los de las de daño contra terceros. La definición de conductor sin seguros, y la de conductor con menos de los seguros necesarios, junto a sus correspondientes coberturas, varían según las leyes de cada estado. Algunas aseguradoras ofrecen las coberturas UM/UIM bajo una póliza sombrilla (umbrella policy).

Cobertura por pérdida de uso

Se conoce también como cobertura de renta, ella ofrece el reembolso del dinero gastado por un conductor en la renta de otros autos, mientras su vehículo asegurado se repara por daños cubiertos bajo alguna póliza.

Cobertura de pago de arrendamiento

Es también conocida como cobertura GAP o seguro GAP. Se estableció a principios de los años 80 para proteger a los clientes contra los cambios en las tendencias de compra-venta propias del mercado. La cobertura GAP se instituyó también por otras razones, por ejemplo, debido al aumento progresivo de los precios de los autos en las últimas décadas, a las formas más actuales de concesión de créditos a largo plazo, y al incremento en popularidad del arrendamiento de carros.

Cuando se compra un carro, su valor disminuye un porciento determinado inmediatamente, entonces hay un periodo de tiempo en que la cantidad que se debe por el crédito del mismo está por encima del valor del vehículo. A esto se le llama “equidad negativa”. La cuestión es que si el carro es dañado por un monto mayor de lo que cubre la póliza, el dueño aun deberá pagar potencialmente miles de dólares por el crédito.

Las coberturas GAP ofrecen protección cuando existe esa diferencia (o equidad negativa) entre el valor real del carro y la cantidad de dinero que se debe aun al banco. Esta cobertura puede pagar también los deducibles de la póliza de seguro primaria.

Las pólizas GAP se ofrecen a menudo en las concesionarias de autos como un añadido de bajo costo al crédito, que provee cobertura por la duración completa del mismo. El seguro GAP de todas formas no siempre paga el valor del crédito completo. Entre esos casos tenemos las siguientes situaciones (no son las únicas):

  • Cualquier pago demorado que se deba al momento de la pérdida del auto
  • Aplazamientos de pagos o extensiones (comúnmente llamado “saltos” o “saltos de pagos”)
  • Refinanciamiento del crédito del vehículo después de comprada la póliza
  • Pagos demorados u otros pagos administrativos establecidos después del inicio del crédito

Por todo esto, es importante para los poseedores de pólizas entender que todavía pueden deber al crédito aunque la póliza GAP haya sido comprada. Si no se comprende esto, puede resultar que la entidad crediticia continúe sus maniobras legales para cobrar el balance y sus pérdidas. (Failure to understand this can result in the lender continuing their legal remedies to collect the balance and the potential of damaged credit).

Especificidades del seguro de autos en Estados Unidos – Parte IV

Cobertura contra choquesLos clientes deben saber que en algunos estados, incluyendo New York, se les exige a los arrendadores incluir la póliza GAP dentro del costo mismo del arrendamiento. Esto significa que el precio mensual fijado por el arrendador debe incluirla. No obstante, algunos arrendadores no confiables se aprovechan en ocasiones de personas desprevenidas, ofreciendo el seguro GAP a precio adicional, por encima del pago mensual, sin tener en cuenta que debe estar incluido en él por requerimiento de la ley.

Además de lo dicho hasta ahora, algunos vendedores y compañías de seguro ofertan lo que se conoce como “cobertura por pérdida total”. Es similar al seguro GAP en gran medida, pero se diferencian en que en vez de pagar la equidad negativa por un carro irreparable (como lo hace la GAP), provee una cantidad determinada, normalmente hasta $5,000, para la compra o arrendamiento de otro auto. Como se ve, realmente no hay muchas diferencias, pues en ambas el propietario recibe cierta cantidad de dinero. Para decidir qué tipo de póliza comprar, debes considerar, en caso de pérdida total del carro, si es más ventajoso tener una póliza que pague la equidad negativa, o una que ofrezca un pago inicial para un carro nuevo.

Veamos estos aspectos a través de un ejemplo: Un auto dañado totalmente en un accidente tiene el valor de $15,000, pero el dueño aun debe $20,000 a la empresa de crédito, la diferencia o equidad negativa será de $5000. Si el dueño tiene cobertura GAP, la aseguradora cubre la equidad negativa, y si quiere podrá comprar o arrendar otro carro sin ningún problema.

Si posee cobertura contra pérdida total, el conductor tendrá que cubrir esa diferencia de $5000 y entonces, recibirá $5000 de la aseguradora para comprar o arrendar otro carro. En ambos casos, se reducen los pagos mensuales si compras o arrendas un nuevo vehículo, o el precio total de compra, si lo adquieres completamente.
Teniendo en cuenta los ejemplos anteriores, la decisión de cuál póliza comprar, dependerá en la mayoría de los casos, de si los propietarios pueden pagar la equidad negativa en caso de pérdida total, y/o si definitivamente comprarán un nuevo vehículo de reemplazo.

Cobertura de remolque

La cobertura de remolque es también conocida como cobertura de asistencia en la carretera. Las compañías aseguradoras tradicionalmente aceptan pagar por el costo del remolque de autos luego de accidentes solo si están cubiertos por una póliza de seguro.
Pero esto crea un hueco legal para los casos en que se necesite cobertura por problemas mecánicos, neumáticos ponchados, roturas y demás. Las aseguradoras, para llenar ese vacío, ofrecen esta cobertura de remolque, que paga el traslado de carros dañados por otras causas que no son precisamente accidentes.

Cobertura de propiedades personales

Los artículos personales que se encontraban en un carro dañado por causa de un accidente no son cubiertos por el seguro del auto. Cualquier tipo de propiedad que no pertenezca al vehículo mismo deberá ser reclamada a través pólizas de arrendatarios o de propietarios de viviendas. No obstante, algunas aseguradoras cubren los dispositivos GPS que se instalan en los automóviles.

Esperamos que esta serie de artículos que hemos preparado para usted sobre las “Especificidades del Seguro de Autos en Estados Unidos”, hayan sido útiles para usted y que le ayuden a entender mejor como funcionan los seguros aquí en los Estados Unidos. Por cualquier duda o comentario, no dude en ponerse en contacto con nosotros y hacernos saber. Le invitamos a continuar navegando en nuestro sitio para obtener cotizaciones gratuitas o más información sobre aseguranza de carros.

 

Leave a Reply