Los daños causados por el agua son un asunto serio. Esté atento a las goteras en los techos antes de que arruinen su casa y su seguridad.

Hay muchos problemas diferentes en el hogar que pueden ser postergados. Sin embargo, una reparación de la gotera del techo debe tomar la prioridad más alta en su lista de ediciones caseras del mantenimiento. Las goteras en el techo pueden desarrollarse por una variedad de razones: instalación inadecuada del techo, daños por viento o tormenta, y falta de mantenimiento. Tenga en cuenta que la mayoría de los techos sólo están destinados a durar entre 20 y 30 años, por lo que podría ser simplemente el momento de reemplazar su techo.

Entonces, ¿por qué una pequeña gotera en el techo es tan crítica para toda su casa? La mayoría de los propietarios de viviendas piensan que un techo con goteras es sólo un problema estructural, pero en realidad puede plantear muchos más riesgos de seguridad e incluso de salud. La constante intrusión de agua terminará por bajar desde el ático hasta los cimientos de la casa, causando muchos daños costosos en el camino. Aquí están algunas de las maneras menos obvias que una gotera en el techo puede dañar su casa.

1. Daños en áticos y techos

Los peligros iniciales de una gotera en el techo son daños en el ático y objetos almacenados allí. Si no hay ático, o el tamaño de la fuga es realmente grande, dañará el techo interior. La pintura del techo afectada se oscurecerá y el yeso del techo puede burbujear y expandirse. El agua que gotea también dañará la pintura y el yeso en las paredes cercanas. También puede esperar daños en las lámparas y ventiladores de techo.

2. Problemas interiores de moho y moho

A largo plazo, una de las consecuencias más graves de un techo con goteras es el crecimiento de moho y moho. El moho puede extenderse por toda la estructura del hogar, al sistema de climatización y luego al resto de la casa a través de las ventilaciones donde puede invadir alfombras, muebles e incluso ropa.

El moho negro es el tipo más común que resulta de la intrusión crónica de agua. El crecimiento de moho negro tóxico es raro, pero incluso el moho negro no tóxico ataca los marcos de madera, los azulejos del techo y los revestimientos de paredes y pisos. El moho es difícil de eliminar y es bastante costoso.

3. Preocupaciones de salud por moho

El moho y el moho pueden llevar a serios problemas de salud, especialmente para aquellos con alta sensibilidad, incluyendo congestión nasal, rinitis, inflamaciones y asma, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Las esporas de moho continúan produciéndose una vez que están presentes y provocarán reacciones alérgicas, síntomas asmáticos y problemas de salud más graves.

4. Peligro de incendio por daños causados por el agua

Si su cableado eléctrico está presente en un ático o techo, un techo con goteras podría representar una amenaza de incendio debido a los cables en cortocircuito. Se recomienda encarecidamente desconectar la electricidad del área afectada y pedir a un electricista que la examine.

5. Peligro de resbalones y caídas

Un techo severamente goteando puede causar que el agua se estanque en el piso. Puede que esto no parezca un gran riesgo, pero si usted tiene una familia activa, y especialmente si tiene hijos a los que les gusta correr, necesita limpiar el agua para prevenir derrames humanos.

6. Mayores facturas de servicios públicos y pérdidas de energía

Las facturas altas de servicios públicos son otro efecto secundario de un techo con goteras, ya que la intrusión de agua es perjudicial para el aislamiento en el ático. Su aislamiento de celulosa o fibra de vidrio se satura y tarda mucho tiempo en secarse. Si la reparación de una fuga del techo se aplaza por mucho tiempo, la intrusión crónica de agua agotará el aislamiento significativamente y su casa perderá aire caliente y fresco, resultando en cuentas de servicios públicos más altas.

7. Integridad estructural comprometida

La consecuencia más obvia de un techo con goteras es que las vigas dañadas, viguetas del techo, marcos de la pared e incluso tableros de salpicadero y molduras exteriores pueden convertirse en víctimas de la intrusión de agua. Las goteras crónicas en los techos causan deterioro de la madera y el debilitamiento y la putrefacción de los marcos del techo causa serios problemas que requieren la ayuda de un contratista profesional. También puede hacer frente a reparaciones costosas de armazones de madera si el agua se filtra hacia las viguetas y paredes del techo.

La madera esponjosa y débil dañada por el agua puede terminar en pintura pelada, techos dañados y revestimientos de paredes abrochados. El daño estructural es inevitable si hay una fuga grave y duradera en el techo. Esto significa que un buen trozo de techo deteriorado podría ceder y caerse, dañando cualquier cosa que se encuentre debajo. Seguramente odiarías encontrar tu portátil o televisión bajo un techo colapsado, pero sería aún peor si estuvieras debajo de él.