Las mujeres que trabajan y, además, tienen uno o más hijos suelen vivir con la sensación de que nunca dispondrán del tiempo suficiente. ¡Verdaderamente frustrante!

La mayoría de las madres que trabajan desde casa aprenden a hacer varias cosas a la vez: contestan llamadas telefónicas mientras escriben o traducen los párrafos de un artículo que deben entregar en breve, envían un fax mientras empiezan a preparar la cena, etcétera. Es probable que ésta no sea la mejor solución, aunque a muchas mujeres nos funciona razonablemente bien. De todos modos, el tiempo suele rendirnos más cuando nos concentramos en una sola cosa.

Por eso, resulta fundamental saber organizarse, ser realistas, es decir, no querer hacer más de lo que es humanamente posible y, además, tener muy claras nuestras prioridades. Suena sencillo, pero ¿Cómo hacemos?

También se puede ver:

Pues bien, sea cual sea tu sistema de organización, te propongo que analices estos cuatro principios básicos para aprovechar el tiempo si eres una mama trabajadora. Te resultaran de mucha utilidad y aquí los comparto contigo.

  • Aprende a clasificar y a organizar sistemáticamente tus distintas tareas y responsabilidades; de este modo no perderás el tiempo pensando en cómo vas a hacer todo lo que tienes que hacer.
  • Separa las cosas importantes de las triviales y dedícate sólo a las primeras.
  • Encárgate de tareas que tan sólo tú puedes llevar a cabo y delega todas aquellas que puedas delegar.
  • Confecciona a diario una lista con todo lo que tienes que hacer. Añade a tu agenda lo que te quedó por hacer de la lista del día anterior.

¡Y disfruta, disfruta todo lo que puedas! Concédete permisos, premios, sonríe porque si no disfrutas con lo que haces y siendo quien eres, difícilmente puedas comunicar sentimientos y valores positivos a tu familia.

Artículo anteriorForex una estafa o una oportunidad de inversión
Artículo siguienteContabilidad Empresarial para Pequeños Negocios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here