Otro Hombre De Negocios Y Dinero Con Poco Estudio

¡Es un pájaro! No, ¡es un avión! No, ¡es Superman! Así es conocido  el asiático más rico del mundo, el cual ocupa el número 11 de la prestigiosa lista de la revista Forbes, con una fortuna de 26.000 millones de dólares.

Li Ka-shingCon 83 años, Li Ka-shing hombre de negocios, es dueño de la compañía de puertos más grande del mundo, además de ser el distribuidor minorista de productos de belleza y salud más grande del planeta. El apodo de Superman se lo ganó porque su fortuna fue totalmente hecha con trabajo y pulso, teniendo en cuenta que  Ka-shing ni siquiera se graduó de bachillerato.

Li se casó con su prima hermana. Con la muerte de su padre asumió las riendas de la familia, a sus 15 años dejó de estudiar para comenzar la primera de las compañías que componen su emporio, Cheung Kong Industries.

Hoy por hoy la compañía es una de las inversionistas de finca raíz más grandes del mundo, particularmente en Asia, y es además la controladora de Hutchinson Wampoa, la empresa de manejo de puertos más importante del planeta. En la actualidad, esta compañía maneja alrededor de 15% del tráfico total de los contenedores en el mundo, a través de sus enormes puertos, en su mayoría en China, Hong Kong y Singapur.

Además de ser un superhéroe para hacer negocios y dinero, Li ha ganado fama por su forma ética y responsable de trabajar y hacer dinero. No se ha desviado de sus valores y principios desde que comenzó, no tiene lujos y vive de manera relativamente austera, siendo famoso su reloj Seiko que carga desde hace años en su muñeca, usando también sencillos trajes y zapatos negros que se alejan de las grandes marcas que suelen usar los magnates.

Los negocios de Li Ka-shing están presentes en muchos aspectos de la vida cotidiana de los habitantes de Hong Kong, desde electricidad hasta telecomunicaciones, pasando por finca raíz y ventas minoristas, además de la logística de carga internacional e Internet.

Su lado humano se muestra al donar  más de $1.500 millones de dólares a causas como la salud y la educación, también ha prometido donar la tercera parte de su fortuna a causas filantrópicas cuando se muera. Sus hijos, Victor Li y Richard Li, han afirmado que seguirán los pasos de su padre.

A pesar de su poca educación formal, podemos estar seguros que su educación financiera peso más a la hora de hacer negocios y dinero.

Leave a Reply