Mantener sus finanzas personales en orden no es una tarea fácil, los desastres financieros pueden ocurrirle a cualquier persona.  A veces cualquier emergencia puede arruinar su presupuesto de tal forma que toma varios meses para poner las cosas en orden otra vez.

Para ayudar a prevenir que los gastos de emergencia u otras situaciones inesperadas arruinen sus finanzas personales usted necesita establecer un fondo de emergencia.  Un fondo de emergencia es, básicamente, un ahorro que se utiliza sólo en caso de emergencia.

La idea de un fondo de emergencia es básicamente para ayudar a prepararse para situaciones extremas como la pérdida de un puesto de trabajo. Un fondo de emergencia debería ser idealmente por un monto que te permita vivir por lo menos por menos tres meses si por algún motivo dejas de recibir ingresos.

Además, un fondo de emergencia también puede ser algo  a lo que se le puede echar mano en caso de presentarse un gasto inesperado. El punto es que usted tiene ese dinero extra si surge una necesidad importante que no encaje en el presupuesto.

Un fondo de emergencia no es una cuenta de ahorros que puede utilizar para hacer compras especiales.  Es importante comprender que sólo debe usarse en situaciones de emergencia.

Hacer un Presupuesto

Para iniciar la creación de su fondo de emergencia usted necesita establecer un presupuesto. Esto le ayudará a aprender acerca de sus gastos y poder establecer el importe del fondo de emergencia.

Un presupuesto también le ayudará a la hora de decidir cuánto dinero puede poner en el fondo cada mes.  Sea honesto con su presupuesto.

Averigüe cuánto usted necesita

Analizando su presupuesto usted podrá darse cuenta del monto por el cual debe de establecer su fondo de emergencias.  Usted querrá  asegurarse de que el fondo le permitiría vivir por lo menos tres meses.

Por supuesto, usted puede sentirse libre para guardar por encima de esa cantidad, pero establecerse una meta de tres meses de gastos es un buen comienzo.  Siempre recuerde  que cuando usted tome dinero de esta cuenta usted debe de reponer esa cantidad de vuelta.

Al establecer el monto a guardar, usted decide si considere ciertos gastos como no necesarios en casos de emergencia, como las salidas a comer fuera de la casa, etc., o si  quieres incluirlos en su fondo de emergencia.  Si usted se encuentra en momentos difíciles tal vez decida renunciar a gastos extras, o puede que todavía quiera mantener esas cosas. Sólo asegúrese de ser  honesto con la cantidad que usted  realmente necesitaría en caso de ser necesario.

Construya su fondo

Una vez que haya decidido cuánto necesita en un fondo de emergencia y cuánto va a añadir a este cada mes, lo único que le queda por hacer es empezar a ahorrar.  Asegúrese de escoger una cuenta que le pague un buen porcentaje de intereses y  que sea una institución segura para guardar ese dinero.

Recuerde que tener un fondo de emergencias disponible le ayudará a mantener estable sus finanzas personales.

Artículo anteriorSeguros para establecer un negocio de lavado de autos
Artículo siguienteCaracterísticas de un Emprendedor Eficaz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here