Las Principales leyes ambientales federales que debe conocer si tiene un negocio en EEUU

Al menos 10 de las principales leyes federales tratan sobre la protección del medio ambiente y la salud y seguridad de los residentes estadounidenses. Esto se suma a la multitud de otras leyes federales, reglas y reglamentos ambientales administrativos. También hay decenas de leyes ambientales que han sido promulgadas por el gobierno estatal y local. El siguiente es un resumen de las principales leyes ambientales federales.

La Ley de Aire Limpio

La Ley de Aire Limpio fue aprobada en 1970 y contiene disposiciones detalladas que regulan las emisiones a la atmósfera de diversas fuentes. Asegurar el cumplimiento de la Ley, al igual que con la mayoría de las demás leyes ambientales federales, es responsabilidad de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés). A este respecto, la EPA estaba facultada por la Ley para crear Normas Nacionales de Calidad del Aire Ambiente (NAAQS, por sus siglas en inglés), que establecen niveles aceptables de emisiones de fuentes fijas y móviles.

La Ley fue enmendada en 1990 para abordar las áreas de preocupación que habían pasado a primer plano en los 20 años posteriores a su entrada en vigor. Por ejemplo, la versión inicial de la Ley no abordó o no abordó suficientemente cuestiones como la lluvia ácida, el agotamiento de la capa de ozono y las toxinas del aire.

La Ley de Aguas Limpias

La Ley de Agua Limpia fue aprobada en 1977 y es aplicada por la EPA, con asistencia en asuntos particulares de agencias o entidades estatales. La Ley establece que es ilegal que cualquier persona vierta cualquier contaminante desde un punto de origen en aguas navegables de los Estados Unidos a menos que haya obtenido un permiso especial que permita tal actividad de la EPA. Diez años después de su promulgación, la Ley de Agua Limpia fue enmendada para incluir disposiciones que se centraban en contaminantes tóxicos, demandas ciudadanas autorizadas (en oposición a las medidas gubernamentales de aplicación de la ley) y plantas de tratamiento de aguas residuales financiadas.

La Ley de Responsabilidad, Compensación y Respuesta Ambiental Integral (CERCLA)

En 1980, el Congreso aprobó CERCLA con el propósito de abordar la manera en que se deben manejar los sitios de desechos peligrosos, accidentes, derrames y otras liberaciones de emergencia de contaminantes o contaminantes no controlados o abandonados. La Ley crea un «superfondo» federal para limpiar, contener o eliminar contaminantes y materiales peligrosos en estas situaciones.

Bajo la Ley, la EPA tiene el poder de rastrear a las partes responsables del abandono, derrame o liberación inseguros y requiere su participación en los esfuerzos de limpieza. Si el liberador no puede ser encontrado, o se niega a cooperar, la Ley le da a la EPA la responsabilidad de limpiar sitios o situaciones huérfanas. Una vez que una «acción de respuesta» a una situación es completada, CERCLA permite que la EPA recupere los costos de la acción de individuos y compañías financieramente solventes que estuvieron involucrados.

Véase también la «Ley de Enmiendas y Reautorización del Superfondo (SARA)», a continuación.

La Ley de Planificación de Emergencia y Derecho a Saber de la Comunidad (EPCRA)

En 1986, el Congreso promulgó la EPCRA, que también se conoce como Título III de la Ley de Enmiendas y Reautorización del Superfondo de 1986 (SARA, por sus siglas en inglés). La EPCRA está diseñada para brindar asistencia a las comunidades locales en la protección de la salud pública, la seguridad y el medio ambiente contra los peligros químicos.

Bajo la EPCRA, cada estado debe crear y mantener una Comisión Estatal de Respuesta a Emergencias (SERC, por sus siglas en inglés), la cual está dividida en Distritos de Planificación de Emergencias. Cada distrito debe tener un Comité Local de Planificación de Emergencias (LEPC). Los SERC y los LEPC son responsables de proporcionar a la comunidad información sobre los peligros químicos que pueden afectar al público y la difusión de los procedimientos a seguir en caso de que se produzca una situación peligrosa de emergencia.

Ley de Especies Amenazadas

La Ley de Especies en Peligro de Extinción es una ley única que fue aprobada en 1973. El propósito de la ley es proteger y, con suerte, repoblar, amenazar o poner en peligro plantas, animales y hábitats de animales. Muchas especies de plantas y animales están en peligro de extinción debido al impacto de los seres humanos y los contaminantes, irritantes y toxinas liberados en sus ambientes.

Estados Unidos. El Servicio de Pesca y Vida Silvestre del Departamento del Interior mantiene una lista de más de 600 especies de plantas y animales en peligro de extinción, y casi 200 especies amenazadas. Bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción, cualquier persona puede solicitar la prohibición de actividades que puedan tener un efecto adverso sobre especies amenazadas o en peligro de extinción.

Ley Federal de Insecticidas, Fungicidas y Rodenticidas (FIFRA)

La FIFRA fue aprobada por el Congreso en 1972 y es aplicada por la EPA, la cual tiene el poder de prohibir la venta, distribución o uso de pesticidas tales como insecticidas, fungicidas y rodenticidas bajo la Ley. Si una especie amenazada o en peligro de extinción se ve afectada negativamente, la EPA también puede emitir una suspensión de emergencia de ciertos pesticidas.

FIFRA requiere que los agricultores, las compañías de servicios públicos y otros usuarios de pesticidas se registren cuando compran pesticidas. Estas personas también están obligadas por la Ley a tomar y aprobar un examen de certificación para aplicar pesticidas. La ley FIFRA también contiene disposiciones que exigen que todos los plaguicidas utilizados en los Estados Unidos sean aprobados y autorizados por la EPA.

Ley nacional de política ambiental (NEPA)

NEPA es una de las leyes federales de protección ambiental más antiguas, aprobada en 1969. El propósito general de la NEPA es asegurar que el gobierno investigue y considere adecuadamente los posibles efectos ambientales antes de emprender cualquier acción federal importante, como la construcción de una nueva autopista. Como parte de esta consideración, el gobierno debe completar las Evaluaciones Ambientales (EAs) y Declaraciones de Impacto Ambiental (EISs) para cualquier acción que contemple.

La Ley de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA)

En 1970, preocupado por la creciente falta de seguridad de los trabajadores y del lugar de trabajo, el Congreso aprobó OSHA. El principal objetivo de OSHA es exigir a los empleadores que proporcionen a sus trabajadores un lugar de trabajo seguro. Aunque algunos requisitos de OSHA no afectan directamente al medio ambiente (como los requisitos relativos a la seguridad de los trabajadores en lugares elevados), otras disposiciones se refieren específicamente a cuestiones medioambientales (como el uso de sustancias tóxicas o peligrosas en el lugar de trabajo).

OSHA es una de las pocas leyes federales que se relacionan con el medio ambiente que no está controlada por la EPA. En su lugar, OSHA es implementada por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos en concierto con el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH, por sus siglas en inglés), el cual fue creado específicamente para tratar los asuntos de OSHA. Además, muchos estados tienen sus propias leyes de seguridad y salud en el lugar de trabajo. Los actos estatales deben tener provisiones establecidas que cumplan, si no exceden, los requisitos federales de OSHA.

Ley de prevención de la contaminación

La Ley de Prevención de la Contaminación, aprobada en 1990, incluye disposiciones destinadas a reducir la cantidad de contaminación en el medio ambiente mediante cambios en la producción, operación y uso de materias primas por parte de la industria privada y el gobierno. En otras palabras, la Ley se centra proactivamente en la reducción de fuentes de contaminación, en lugar de centrarse reactivamente en cómo tratar la contaminación una vez que ha entrado en el medio ambiente. Un ámbito de la Ley de Prevención de la Contaminación que ha tenido un impacto dramático y reconocible en el público en general es el impulso hacia el reciclaje y la reutilización de materiales.

Ley de conservación y recuperación de recursos (RCRA)

Esta ley permite a la EPA controlar la generación, transporte, tratamiento, almacenamiento y eliminación de desechos peligrosos. La Ley también contiene disposiciones para la gestión de los desechos sólidos no peligrosos. En la práctica, RCRA complementa CERCLA y las dos, juntas, proporcionan mecanismos para controlar todas las situaciones de residuos peligrosos. Mientras que RCRA se enfoca en instalaciones activas y futuras, CERCLA trata con sitios abandonados o históricos y situaciones de emergencia.

En 1984, las Enmiendas Federales de Residuos Sólidos y Peligrosos (HSWA) fueron aprobadas por el Congreso, enmendando la RCRA para exigir la eliminación gradual de los desechos peligrosos. Para lograr este objetivo, y para responder a otras insuficiencias en la RCRA, HSWA también creó una mayor autoridad de aplicación para la EPA y normas más estrictas de manejo de desechos peligrosos.

Con la eliminación paulatina de la eliminación de desechos peligrosos en el suelo, la EPA pronto descubrió que los nuevos problemas de almacenamiento se estaban poniendo de relieve. Por lo tanto, en 1986, se aprobó una enmienda a la RCRA que permitió a la EPA centrarse y abordar cuestiones y preocupaciones específicas relacionadas con el almacenamiento subterráneo de petróleo y otros productos.

La Ley de Agua Potable Segura (SDWA)

Esta ley de 1974, como su nombre lo indica, aborda cuestiones relacionadas con la calidad y la seguridad del agua potable en los Estados Unidos. Bajo la ley SDWA, la EPA está autorizada a establecer estándares de pureza para fuentes de agua subterráneas y sobre el suelo que están designadas para, o potencialmente designadas para, el consumo humano. SDWA contiene tanto estándares relacionados con la salud como estándares relacionados con las molestias. Ambas se hacen cumplir con la cooperación de los gobiernos estatales.

Ley de enmiendas y reautorización del Superfondo (SARA)

Esta ley federal de 1986 reautorizó a CERCLA a continuar sus esfuerzos para limpiar los desechos peligrosos abandonados, derramamientos y liberaciones. Algunas disposiciones de SARA tratan específicamente los problemas o preocupaciones que surgieron en sitios específicos de CERCLA involucrados.

El Título III del SARA también creó la Ley de Planificación de Emergencia y Derecho a Saber de la Comunidad (EPCRA, por sus siglas en inglés), como se describió anteriormente.

Ley de control de sustancias tóxicas (TSCA)

El propósito de TSCA, un Acta del Congreso de 1976, es permitir la prueba, regulación y revisión de todas las sustancias químicas producidas o importadas en los Estados Unidos antes de que lleguen al mercado de consumo.

TSCA también permite el rastreo de todas las sustancias químicas existentes que presentan riesgos para la salud o el medio ambiente y la implementación de procedimientos de limpieza en el caso de contaminación de materiales tóxicos. TSCA complementa otras leyes federales, como la Ley de Aire Limpio y el Inventario de Emisiones Tóxicas bajo EPCRA.

Cumplimiento de las leyes ambientales federales: Obtener ayuda legal

Incluso un error inocente que viole una ley ambiental federal clave puede tener efectos devastadores en las pequeñas empresas. Si usted necesita ayuda para identificar las leyes ambientales relevantes para su negocio y cumplir con ellas, es posible que desee hablar con un abogado de derecho comercial y de negocios para obtener ayuda.

Leave A Reply

Your email address will not be published.