Principios de la iniciativa empresarial

Si nos ponemos a pensar sobre qué es la iniciativa empresarial, entonces concluiremos que está relacionada con la invención del futuro emprendedor de cualquier persona. En otras palabras, se trata de crear o inventar el futuro, en este caso el de un negocio, teniendo en cuenta no sólo la creatividad del empresario sino de las estrategias que use para lograrlo.

Si verificas en la web te darás cuenta que existen varias versiones sobre cómo una persona puede conseguir el éxito, pero aquí te presentamos una lista con las más generales.

¿Cómo inventar tu futuro emprendedor?

Innova en la forma de hacer negocios. Una de las premisas para crear un negocio es teniendo una original idea de negocios, sin embargo, entorno a la web 2.0 ya existen varias de estas ideas innovadoras para hacer negocios, y si crees que alguna es lo suficientemente rentable, entoces debes intentar invertir en ella pero de una manera diferente. Es decir, la idea de negocios puede ser alguna que ya existe pero lo que deberás hacer es innovar en el modo en que en el futuro la ofrecerás. Por ejemplo habrás oído hablar de Pinterest, una red social que ha sido creada con un diseño particular y eso quizás la ha hecho lo muy popular que es ahora, si te das cuenta, la intención es la misma, crear una red social para ganar dinero, pero ofreciendo una innovación que en este caso es el modo en que las personas comparten contenido.

No escatimes tus esfuerzos. Las empresas son como hijos para sus emprendedores, pequeñas o grandes, por lo que si el compromiso con estas es verdadero, entonces no habrá limitaciones de esfuerzo y creatividad para lograr su desarrollo. Además cuesta el mismo trabajo hacer crecer una empresa pequeña o grande, debido a que como mecionamos al principio, el compromiso para su desarrollo es legítimo.

principios de la iniciativa empresarial

Crear una red para expandir tu negocio.Para que una empresa crezca necesita sí o sí del apoyo de otras personas, llámense socios, inversionistas, acreedores, colaboradores, proveedores, aliados estratégicos, consultores, etc. Por este motivo en esencial construir toda una red de contactos y no despreciar a alguien que pueda servirnos para algún propósito en el futuro.

Mejora tus productos y servicios para vender más. Quizás ya tengas una empresa que produzca por sí sola, que es lo que muchos esperamos tener algún día, y quizás tus productos y servicios sean tan buenos que la gente los prefiera por sobre el resto, pero en algún momento saldrán otros mejores que produzcan un descenso en tus ventas e ingresos, por ello no hay que dormirse en los laureles, como se suele decir. Tal vez estés en una mala situación con la generación de ventas, y en cualquiera de los casos, lo recomendable es mejorar la calidad de lo que ofrecemos, ya sea descubriendo nuevas virtudes de nuestros productos o servicios o generándoles ese valor agregado necesario para que la gente se interese más por nuestra marca.

Sé flexible. Todos concordaremos en que hay que tener mucha tenacidad y resistencia para emprender un negocio y para garantizar su crecimiento con el tiempo, pero no siempre las cosas nos salen como esperamos a pesar de que contamos con un excelente plan de negocios, y por ello la importancia de ser constantes para hacer cumplir dicho plan recurriendo a cuanta estrategia de negocios haya. Pero también está la parte del trabajo en vano, y es que hay que ser concientes para darnos cuenta que tal vez ese producto o servicio necesite ser cambiado o que el modelo de negocios también tenga que cambiarse, y a partir de allí se notará la flexibilidad del emprendedor para adecuarse a los bruscos cambios de la economía y los mercados, con los principios de la iniciativa empresarial activos en la mente.

No todo lo que ofreces es perfecto. La mayoría de los empresarios exitosos saben que sus productos y servicios tienen algo que necesitará de ajustes y de eso se enterarán cuando recién los clientes y usuarios los utilicen. Por esto tenemos que estar alertas a lo que suceda y mejor aún si tratamos en lo posible de reducir dichos errores o defectos de fábrica o de implementación de los servicios. Ofrecer garantías a los artículos vendidos es una manera de hacerlo.

No hay ventas sin un buen canal de distribución. Por más que ofrezcas lo mejor de lo mejor, no podrás conformarte por comercializarlo únicamente desde tu tienda, hay que encontrar las adecuadas vías de distribución para hacer rotar la mercadería. Una buena y planificada distribución hará que haya fluidez en las ventas, y de ello también depende la creación de una red de contactos ya citada anteriormente.

Aspira a más cada día. Para que la empresa crezca, el emprendedor siempre tiene que aspirar a más, siempre sus expectativas y ambiciones deben estar en lo más alto de su agenda y deberá contagiar dichos sentimientos a todos sus colaboradores. Tener una visión es fundamental para cumplir con esta parte de la vida empresarial y así se conseguirá el éxito en los negocios.

Nada es absoluto. Todas estas recomendaciones o principios para la iniciativa empresarial no son reglas a seguir obligatoriamente, pues si se toman desde esa perspectiva, no se estará cumpliendo con el primer punto de esta lista de claves para lograr un negocio respetado, y que habla sobre la innovación. Tal vez te parezcan muy útiles pero puedes cambiarlas y crear otras pautas a seguir que luego otros decidan usar para sus negocios. Nada es absoluto y todo suele cambiar drásticamente de vez en cuando, sin embargo, muchos de los puntos ya citados son verdades que durarán por mucho tiempo.

Ojalá les haya servido estos consejos sobre los principios de la iniciativa empresarial para que puedan innovar en sus negocios y para que mañana más tarde sean los empresarios que siempre han soñado ser.

Tags:
, , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply