Estructuras de negocio: ¿Cuál es la mejor para su empresa?

Escoger entre todas las diferentes estructuras de negocios – LLC, sociedad colectiva, propietario único o corporación – para su negocio puede ser difícil y dependerá de sus preferencias y el tipo de su negocio.

Siempre que inicie una empresa, deberá seleccionar un tipo de organización entre todas las diferentes estructuras empresariales. Esta opción determina cómo se establecerá y organizará su negocio. En la mayoría de los casos, usted probablemente tendrá que elegir entre una compañía de responsabilidad limitada (LLC), una sociedad, una corporación o un propietario único.

Criterios para seleccionar la estructura legal para su negocio

Hay algunos criterios que usted puede utilizar para encontrar la estructura de negocio que funciona mejor para su propósito. Estos criterios son:

  • Los diferentes tipos de pasivos que acompañan a cada estructura empresarial
  • Los gastos y procedimientos asociados al establecimiento y mantenimiento de las distintas estructuras empresariales
  • Impuesto sobre la renta
  • Necesidades de inversión

Pasivos Variados

La regla general para esta categoría es que mientras más peligrosa o arriesgada sea la actividad en la que su negocio se involucre, menos responsabilidad personal usted quiere tener.

Tanto las corporaciones como las LLCs permiten a los dueños de negocios un tipo de “responsabilidad limitada”, donde cualquier persona que busque reclamos en contra del negocio tendrá dificultades para ponerle responsabilidad personal a usted como el dueño. Por el contrario, si usted organizara su negocio como una sociedad o como propietario único, usted podría ser personalmente responsable de cualquier cosa que el negocio hizo mal.

Gastos y procedimientos

En general, no hay papeleo especial que necesita ser archivado para establecer cualquiera de estas estructuras de negocio. Además, rara vez se cobran honorarios asociados con el establecimiento o mantenimiento de cualquiera de estas estructuras empresariales.

Las LLCs y corporaciones, por otra parte, son casi siempre más difíciles y costosas de establecer y mantener. Para establecer una corporación o compañía de responsabilidad limitada, usted debe presentar “Artículos de Incorporación” con su secretario de estado y pagar las cuotas asociadas con la constitución. Los detalles de los artículos de incorporación y el monto de la cuota variarán dependiendo del estado donde usted establezca su negocio.

Además, cuando se decide formar una corporación o LLC, los dueños del negocio deben decidir qué oficiales elegir para dirigir la compañía. LLCs y corporaciones deben mantener registros específicos y detallados de cualquier decisión comercial importante, y seguir muchas otras formalidades que están asociadas con estas estructuras de negocio.

Impuesto sobre la renta

La manera más fácil de pensar en las diferentes estructuras del impuesto sobre la renta que estas estructuras de negocio utilizarán es dividirlas en dos categorías — una compuesta por aquellas estructuras de negocio donde los dueños de negocio pagan impuestos sobre las ganancias de negocio, y otra que incluye todas las estructuras de negocio donde los dueños de negocio no pagan impuestos sobre las ganancias de negocio.

La primera categoría incluye propiedades individuales, sociedades colectivas y LLCs. A estas estructuras empresariales a menudo se las conoce como entidades fiscales “pasivas” porque los impuestos sobre las ganancias y pérdidas comerciales pasan a los propietarios de las empresas en sus impuestos sobre la renta personal.

Los dueños de negocios de propietarios únicos, sociedades colectivas y LLCs deben reportar y pagar impuestos sobre todas las ganancias netas de su negocio, incluso si no sacan dinero de la cuenta del negocio durante el año fiscal.

A diferencia del paso a través de negocios fiscales, los propietarios de una corporación no pagan impuestos sobre las ganancias netas de la corporación. En su lugar, los dueños de negocios de una corporación pagan impuestos sólo sobre las ganancias que realmente toman de la corporación en forma de salarios, dividendos y bonificaciones.

Debido a que una corporación es una entidad tributaria separada, debe pagar impuestos sobre cualquier ganancia que permanezca dentro de la compañía durante un año tributario, y también sobre cualquier ganancia que pague en forma de dividendos a los accionistas.

Hay un beneficio de impuestos para formar su negocio como corporación. Los propietarios de una corporación no pagan impuestos sobre cualquier ganancia que la corporación mantenga, y la corporación paga impuestos a una tasa más baja que algunos individuos.

Necesidades de inversión

La estructuración de un negocio como una corporación le permite a un negocio vender acciones de propiedad en el negocio a través de ofertas de acciones. Esto es diferente de las otras tres estructuras empresariales, que no permiten la venta de una parte del negocio mediante la venta de acciones. Debido a este esquema de inversión, puede permitir que los propietarios de una corporación atraigan inversionistas y retengan empleados más fácilmente ofreciendo acciones.

Sin embargo, si usted nunca planea que su negocio vaya a la venta al público, y no necesita los incentivos de inversión para retener a los empleados, probablemente no necesita pasar por el procedimiento adicional y el costo de formar una corporación. Si usted desea la responsabilidad personal limitada que viene de una corporación, usted podría formar su negocio como LLC. Una LLC proporciona muchas de las ventajas de una corporación mientras que permanece más flexible.

Consejo

Ya sea que esté comenzando su nuevo negocio, le gustaría cambiar su negocio a una estructura legal diferente, o tenga otras preguntas con respecto a su negocio, usted puede beneficiarse enormemente de la asistencia legal.

Recursos:

Leave a Reply